‘TLC con EE. UU. se firmó en plena crisis de esa economía’

Zaidy Mora
Estándar

Rene Puche Restrepo, presidente de la Sociedad Portuaria Regional de Barranquilla (SPRB), dice que esperaba mejores ingresos tras la entrada en vigencia de los acuerdos comerciales del país, pero no fue así; por el contrario, la carga disminuyó durante el ejercicio del 2013.

Tomado de portafolio.co

La Sociedad Portuaria de Barranquilla vive un proceso de renovación tecnológica para prepararse y sacarles mayor provecho a los acuerdos comerciales firmados por el país, pues la competencia por clientes con otros operadores de la región es fuerte.

René Puche, presidente de la Sociedad, hace un balance del 2013 y cuenta las inversiones que se harán este 2014.

¿Cómo fue el 2013 para la compañía?

Fue un año bastante complejo por la entrada de más competencia al sector portuario de Barranquilla. Se siente.

Tampoco hemos tenido incremento de carga tras los tratados de libre comercio con otros países.

Eso impactó, aunque financieramente fue bueno, con resultados similares al 2012.

En carga hubo decrecimiento en 200 mil toneladas, cercano a 4 por ciento, pero es algo normal en estos negocios cíclicos.

A diciembre, el año pasado disminuimos 3 por ciento las ventas, que fueron de 137 mil millones de pesos.

¿Cómo se prepara la Sociedad para el 2014?

Nos enfocamos en inversiones y modernización de equipos, precisamente para prepararnos para cuando los TLC empiecen a dar frutos y para la dura competencia, pues en Barranquilla hay 25 concesiones, 8 operativas; entró un nuevo terminal de contenedores de los accionistas mayoritarios de la Sociedad Portuaria de Santa Marta, y hay otras sociedades que ejercen labores. Es decir, estamos sintiendo un dinamismo en el entorno competitivo.

Pero eso es bueno para la ciudad…

Sí, porque podemos ofrecerles a los clientes mas alternativas.

Le apostamos a la navegabilidad del río Magdalena para ser más competitivos y que crezca la carga.

En el 2014, las metas de crecimiento de carga se prevén en 3,7 por ciento.

El crecimiento proyectado es de 800 mil toneladas, adicionales a las 4,08 millones de toneladas del año pasado.

¿En qué líneas van a crecer?

El crecimiento incluye la incursión en el negocio de liquidos, del cual esperamos unas 600 mil toneladas.

Tenemos tanques que mueven aceites de soya, de palma y, además, estrategias para ingresar en el negocio y almacenamiento de hidrocarburos, dependiendo de las licencias ambientales.

Esa, más que una línea rentable, nos sirve para diversificar lo que hacemos. Hoy movemos coque, graneles, carga general y contenedores.

¿El negocio de líquidos salva este año?

Sí, sería la quinta línea. Es algo que se ha movido poco y hay posibilidad de crecer. Si se concreta, nos permitiría crecer hasta 18 por ciento. Lo de hidrocarburos sería hasta el segundo semestre.

¿Cuánto se invertirá específicamente?

La junta directiva aprobó inversiones por 33 mil millones de pesos, en infraestructura de apoyo a bodegas, vías, seguridad industrial para mitigar riesgos, servicios, cumplimientos regulatorios, mantenimiento de equipos y redes, y otras para generar ingresos, si incursionamos en líquidos.

¿Por qué afirma que se han quedado cortos los TLC?

Esperábamos más para mejorar la competitividad de Barranquilla, que se está posicionando bien a nivel portuario.

Teníamos expectativas con el TLC con Estados Unidos, pero se firmó en un momento difícil de esa economía. Sin embargo, esa expectativa nos sirve para estar listos para cuando llegue el crecimiento.

¿Qué espera de parte del Gobierno?

Que impulse la navegabilidad del Magdalena y apoye la competitividad de la ciudad. Eso nos da la oportunidad de desarrollar de manera eficiente transporte multimodal desde Barranquilla hasta Bogotá, con mejor servicio para los clientes.

Cormagdalena ya entregó en licitación el dragado del canal navegable, de Puente Pumarejo a Bocas de ceniza. Un canal navegable a 40 pies permite tener motonaves más grandes.

LA INSPECCIÓN DE LA ANLA Y EL FONDEO

El pasado 4 de enero, la Sociedad Portuaria de Barranquilla tuvo una visita de la Superintendencia Delegada de Puertos con el fin de constatar que se cumplieran las normas relacionadas con el cargue de carbón.

“Cumplimos y decidimos no seguir el negocio de carbón desde el primero de enero, porque había que hacer muchas inversiones para ese negocio”, afirma René Puche.

Con respecto a las actividades de fondeo en el Puerto, el directivo señaló que “estamos en el plazo de evaluación de la reglamentación, y hay una reunión con el Gobierno el 25 de enero para establecer las reglas de un fondeo eficiente, sobre la base de que como puerto no nos oponemos, sino siendo parte de la discusión, para que se reglamente de la mejor manera, según temas ambientales, operacionales y aduaneros”.

Así mismo, señaló que en el tema de acceso a puertos, las vías siguen siendo “el cuello de botella”. “Se ha avanzado algo, pero las vías actuales nos limitan la capacidad y eficiencia”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s